Serra Cafema sobrevolando África

abril 16, 2015

¿Imaginas tener que coger un vuelo de tres horas en avioneta y sobrevolar el sur de África para acceder a uno de los campamentos más remotos de toda la zona?
Sólo accesible con esta opción.... ¿no creéis que lo hace aún más aventurero si cabe?

Situado en el extremo noroeste de Manibia, a orillas del río Kunene, Serra Cafema se encuentra entre un oasis formado por la vegetación que rodea al río, y por el paisaje de aspecto lunar que ofrece el desierto de Manib.

Que si el lujo reside en brillos...o arquitecturas impresionantes, para mi Serra Cafema es todo un lujo de los sentidos que puede ofrecerte la naturaleza....
El lujo de poder contemplar un paisaje de esas características, el lujo de poder sentir que tu cuerpo se estremece ante tanta belleza natural, que tus poros respiran tranquilidad....
El lujo de las sensaciones que te puede ofrecer hospedarte en un lugar de estas dimensiones emocionales, conocer la cultura que rodea la zona....si, para mi esto es el verdadero lujo.

Me hace gracia pensar la simple idea de cómo he dado con el campamento Kaokoland y Serra Cafema, estoy segura de que recordaréis mi afán o mi fijación por una simple ducha al aire libre....de nuevo sensaciones que despiertan mi ser más escondido...esas sensaciones que sólo el que las siente puede entender, pues bien, a través de una sensación imaginada...doy con el paradero de un campamento increíblemente lleno de rincones e interiores decorados con el único objetivo de emocionar, o por lo menos, conmigo, que me chifla este estilo, lo ha conseguido sin a penas sobrevolar el continente para llegar hasta ella. 
¿Sin a penas? por no decir nada!! y no querer romper de esta manera el momento mágico e imaginario de encontrarme allí,sin pensar que; no Ruthy, que sólo estás frente al ordenador.... y que tan sólo has vuelto a despertar por segunda vez en el día...


Con la imagen fetiche....comenzamos a soñar


Fotos vía Travel plus style


















































































Quizás también te guste

0 comentarios

Y a tí, ¿Qué te parece?