Mente despejada

marzo 05, 2015



Nunca he dudado en que los buenos momentos siempre llegan para todos.
Soy consciente al igual que muchos, de que los tragos difíciles por los que las malas rachas nos hacen pasar, son necesarios para hacernos más fuertes, o simplemente para aclarar todas aquellas dudas que a veces (muchas) nos surgen sobre nosotros mismos....




Siempre, siempre habrá tormenta después de la calma, y calma que le sucederá a la tormenta, ley de vida, y de la que salimos airosos aprendiendo de ella.
Pues bien, mi temporada de mala racha empieza a pasar de largo...ya a penas la distingo en el camino y aunque prefiero no hablar muy alto, he de decir que esta vez no temo su llegada, ahora estoy despejada.



No...no he encontrado el amor, pero si el amor propio que sin duda es muy gratificante.

Ahora después de encontrar mi equilibrio conmigo misma, he conseguido dos de mis objetivos propuestos y en los que me he esforzado mucho por conseguir...ahora sólo queda disfrutarlos.
Me habéis visto cambiar de look en mi instagram , celebrar con vosotros mi aprobado al teórico y mi nuevo curro.... 

Creo que es mi momento...no sé si el de Linea R (no, no temáis, no me estoy despidiendo ni mucho menos) pero si que es verdad que dejé de lado mis publicaciones para dedicarle tiempo para conseguirlos.

Seguiré por aquí, con más proyectos...con más mar...con más luz....pero ahora siendo más YO. 








Quizás también te guste

12 comentarios

Y a tí, ¿Qué te parece?