Le Papillon - Cala Vadella Ibiza

julio 11, 2014

Lo prometido es deuda! y después de más de una semana desde que os hablé de Le Papillon por fin os traigo todas las reseñas y fotitos que le pude hacer.

Si me seguís en instagram habréis notado que de este viaje a Ibiza no he parado de enseñaros fotos de Cala Vadella, es verdad que he conocido otras calas y playas de Ibiza que no he visitado otros años y que también me han encantado todas, pero cuando se suman sensaciones a algo que nos gusta parece que coge aún mas encanto.
Os pondré en situación, el día anterior (miércoles) el tiempo en Ibiza y Formentera daba tormenta (si si esa tan fea que pasasteis aquí en Madrid). Teníamos pensado ir a Formentera y pasar allí el día, pero se pintaba tan mal que decidimos posponerlo a nuestro ultimo día en la isla, (toda una pena...porque a penas tuvimos horas para disfrutar de ella)
Amaneció el jueves algo nublaete pero para nuestra sorpresa comenzó a abrir el día y nos sorprendió con una increíble mezcla de bochorno y calor de ese que sientes que quema...
Nuestras expectativas para ese día eran las de ir en modo tranqui a la playa hasta que decidiera descargar y volver a casa, pero no fue a si, y por el contrario pasamos un día de playa increíblemente bueno allí en Cala Vadella.



Algo que no nos ha faltado estas vacaciones ha sido el tomarnos una merecida cervecita fresquita en prácticamente todas las playas o calas donde había chiringuito, y en Cala Vadella hay unos cuantos, os podéis imaginar llegando al summun de calor que ese día tan extraño podía ofrecernos y con una San Miguel casi congelada fue todo un placer.




(esta jarra era más grande que mi cara, os lo juro)

Ya repuestas y con aliento nos pusimos a pasear y conocer las tiendecitas que por allí había, por su puesto, fuimos directas a Le Papillon, desde el chiringuito el colorido de su porche no hacía más que llamarnos y llamarnos y allá que fuimos directas.
Lo que os enseño hoy en estas fotos...casi se queda corto con lo que podéis sentir cuando entráis allí, una mezcla de sabor a chicle...con un toque dulce y esa chispa de color y etnia cultural que caracteriza a Ibiza.
Su dueña, que me atendió y le encantó la idea de que hablara de ella aquí en los viernes de moda, no podía trasmitir más dulzura y amor por su trabajo, se la veía feliz y alegre, y eso era algo que no paraba de sentirse en cada esquina de esa bonita tienda.




















Le Papillon se estrena este verano allí en Cala Vadella, si todas las impresiones son como las mías...estoy segura de que va a ser un torbellino de clientes.
Las arenas de la playa llegan justo hasta la entrada de su porche...de nuevo esa mezcla de sensaciones...nosotras fuimos descalzas...era todo una percepción táctil con Le Papillón...
La naturalidad de sus dueños... la magia que trasmitía sentirse entre sus mil productos todos toditos me los hubiera traído... y el lugar...situada con vistas a Cala Vadella.
































Conocemos el blog de Le Papillon, pero creo que no se vivir sin su página de Facebook contandonos el día a día desde Cala Vadella, desde aquí te mando una petición popular!!! ejejje




Por esto...por el trascurrir de este día...me quedo de todas las vacaciones con las sensaciones y sentidos que esta cala me hizo sentir.

Quizás también te guste

6 comentarios

Y a tí, ¿Qué te parece?