Pasión por los cestos

mayo 14, 2014

Uno de los objetos decorativos que sin duda creo como imprescindible a la hora de decorar una casa ya sea en la playa o en la montaña, son los cestos decorativos. Si echamos la vista atrás e intentamos recordar alguna estancia de casas de estilo rural, estoy segura que por lo menos un cesto nos encontramos.

Y es que pocos elementos tan decorativos, resultan a la vez tan funcionales.
(No es mi intención limitar su uso para este estilo, ni mucho menos, de hecho creo que se trata de una pieza que encaja perfectamente allá donde la pongas)
En casa, nosotras (mi mami y yo) las usamos en la cocina para las patatas... para las bolsitas de té y cómo no, la famosa cestita para las pinzas de la ropa no podía faltar.



Me encanta su uso por ejemplo para guardar mantas (para el sofá) o como la de la imagen, para las toallas en el baño, le da un aire a la estancia muy acogedora a mi parecer.











 Esta última idea por supuesto me ha recordado a mi proyecto de El Brote (reconocido restaurante de setas aquí en Madrid), jugamos varias veces con una inmensa pared que se veía vacía la miraras por donde la miraras, y en un inicio cestas de mimbre (cestas de setas de diferentes tamaños) ocuparon ese vacío captando todas las miradas, y la verdad es que se veían preciosos, y al fin y al cabo formaban parte de la esencia del mundo de la seta.



Haciendo una búsqueda algo rápida he seleccionado algunos cestos que me han enamorado, ya sea por su material, colorido...o forma... en verdad todos toditos me encantan!

¿qué opináis? ¿con cuál os quedáis?






Quizás también te guste

0 comentarios

Y a tí, ¿Qué te parece?