Mi ducha al aire libre

abril 29, 2014


Hay recuerdos que por alguna extraña razón, casi careciendo de importancia en el momento en el que se vivió permanecen en la mente de uno por los restos de los tiempos.
Y este que os vengo a contar hoy, lo recuerdo lleno de sensaciones, será quizás por eso que a día de hoy veo una ducha al aire libre o fabricada con guijarros o elementos naturales y muero por volver a vivir la experiencia de ducharme en una ducha como las que hoy os traigo.

Mi idea caprichosa viene de cuando era bien chiquitita... aún vivía en Almería, y la casa de mi bisabuela se encontraba literalmente en frente del mar... en un pueblecito muy pequeñito de la costa granadina (Los Yesos).
Al igual que cualquier jardín tiene su ducha para después del baño en la piscina, mi bisabuela tenía una en uno de sus patios interiores, ésta, recuerdo que era en el patio donde lavaba la ropa...y demás actividades.
Recuerdo a mi madre ducharme allí una vez...el suelo estaba hecho de piedras traídas de la playa...la sensación de pisarlas mojadas..es a día de hoy un hecho que me encanta, sumado también supongo, a que las playas allí en Almería son la mayoría de piedras... y es de nuevo una sensación que me trae recuerdos de mi infancia.
Es increíble pensar que lo que hace 30-40 años era una falta de recursos...es a día de hoy un lujo para los sentidos.
Después de contaros este recuerdo... he hecho una selección de imágenes de duchas al aire libre, fabricadas o acompañadas de elementos naturales (las plantas son sin duda un plus para estos diseños, una se sentiría ya en plena naturaleza)
No sé si algún día lograré tener alguna... ¡en el "cortijo de mis sueños" quedaría fantástica!



































Y tú, ¿te atreverías?






Quizás también te guste

3 comentarios

Y a tí, ¿Qué te parece?