Nos embarcamos hacia Ibiza

enero 05, 2014

Como si de un escondite privado se tratara, hoy nos alojamos en el Giri Residence Hotel & Spa en Ibiza.
Un maravilloso hotel situado en una antigua finca de más de 150 años de antigüedad.
Una entrada en la parte privada de la finca da acceso directo desde el extenso campo de San Juan, hacia las alegres calles a través de un pequeño y secreto callejón.
Algo que comienza como una aventura, termina convirtiéndose en momentos de sosiego, relajación y disfrute de los paisajes más ibicencos.



Tradición y lujo en un mismo concepto.
Una antigua casa de campo restaurada al mínimo detalle, utilizando materiales, nobles y de exquisito gusto dando forma a 5 maravillosas suites, todas ellas con un espacio en común que sacia las ansias de descanso reinante con vistas al maravilloso paraje de los campos del norte.
Una piscina de 15m de largo que cubre todas las necesidades del día; por un lado es una zona de comedor y lounge, ideal para aperitivos, desayunos y cócteles, mientras que al otro lado está totalmente equipado de una zona de descanso, cómodas y elegantes tumbonas.
Un aislado jardín de bambú, hace el punto fuerte de esta maravillosa zona exterior, en la que estupendas casitas balinesas, no hacen otra cosa que invitarte y tentarte aún más al deseo de querer disfrutar unos maravillosos días en la estupenda "Isla bonita".
Por si fuera poco, en las entrañas del mismo pueblo de San Juan, se encuentra The Guiri Cafe, un restaurante que mezcla la tradición de la mesa mediterránea y el gusto estético más sofisticado, creando escenarios acogedores e idóneos para pasar increibles veladas.
























Quizás también te guste

0 comentarios

Y a tí, ¿Qué te parece?