Café Kith

marzo 31, 2011

No me impresionó este café por el detalle mas evidente de su mobiliario, que también, si no, por la idea de la que partieron y que los interioristas HJGHER quiseron plasmar en él.
Inspirado en una simple frase, que tomaron de una película japonesa que dice; "¿te importaría tomar un café conmigo alguna vez?" Una pregunta simple y sincera que tiene el poder de convertir a los extraños en familiares y amigos.
La idea partía de no realizar un simple café, si no en crear una experiencia completa, a si que esto conllevaba, la NO utilización de materiales impresos, muebles en serie....y lámparas de lujo, haciendo de él, algo sencillo como las relaciones mismas.
La idea se plasmó, en el diseño del mobiliario, a partir de más de 500 bloques de madera recortados a diferente medidas y después unidos por capas.
La alteración, en las dimensiones de cada bloque, genera una apariencia orgánica, similar a la estructura de un árbol.
Simplemente este proyecto me gusta por su idea global, por lo que quiere trasmitir, por lo sencillo y humilde que parece su conjunto y que enmarca una idea tan grande; compartir un momento agradable en un sitio confortable, por lo sencillo que lo hace original y único.












Quizás también te guste

5 comentarios

Y a tí, ¿Qué te parece?